La Revolución del FINTECH

Designed by Pressfoto / Freepik

Ya conocimos las formas en cómo las tecnologías se están adueñando de actividades cotidianas y así optimizar los procesos de producción y nuestro tiempo (Leer “Nuevas Tendencias Económicas”). Ahora seguiremos ampliando este concepto mediante una tendencia que ya se tomó del mundo entero.

FINTECH surge de la unión de dos términos en inglés: Finance y Technology (en español, tecnología financiera). Se trata de empresas que ofertan a sus clientes productos y servicios financieros innovadores, mediante la utilización de las tecnologías de las TIC. Los nuevos mercados utilizan el FINTECH como medio para disminuir costes y simplificar procesos, dando como resultado un servicio eficiente en internet para el usuario y a la vez que generan mejores comisiones en relación con los sistemas tradicionales.

Ya conociendo el concepto FINTECH,nos damos cuenta de la grandiosa oportunidad que existe en América Latina, puesto que juegan dos papeles fundamentales que son la falta de conocimiento de nuevas tecnologías y un mercado en crecimiento constante. La digitalización del sector financiero y comercial ha llegado para quedarse.

El interés por el FINTECH en América Latina está aumentando cada día, así como el compromiso de las entidades financieras, los inversores, los emprendedores y los reguladores por extender la cobertura de este ecosistema, aunque todavía hay camino por recorrer, ya que se encuentra en investigaciones, mejoras y regulaciones para aumentar el grado de confianza hacia este tipo de avances.

Las inversiones y con ello las oportunidades siguen creciendo en la región, aunque los retos siguen existiendo. En primer lugar, se destaca que la falta de un marco regulatorio es una de las mayores problemáticas. Más allá de la valoración de las leyes, “el hecho de tener un marco regulatorio es buena señal, da cierta confianza y certeza a los inversores”. Esta misma confianza también puede resultar un obstáculo para las entidades en una región donde más del 50% de la población no tiene acceso a servicios financieros formales. Por ello, los bancos deben ofrecer sus productos a personas que no están familiarizadas con esta innovación.

Sin embargo, la problemática puede convertirse en una virtud:

Los bancos no están llegando a millones de personas que no cuentan con servicios financieros, pero las startups sí pueden llegar ofreciendo la tecnología y sus modelos de negocio innovadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_COEspañol de Colombia
en_USEnglish es_COEspañol de Colombia